Archivo

Archive for the ‘educacion para padres’ Category

Para reflexionar un poco


Querida mamá:

Soy tu hijo. ¿recuerdas?. No he desaparecido, pues Dios me infundió un alma eterna en el momento en que fuí concebido. No ví nunca la luz del día pero vivo para siempre.

Sé porqué me mataste. El que debió haber sido mi padre andaba lejos del país. Tu te sentías sola porque el andaba muy ocupado en sus negocios. En su ausencia, surgió otro hombre. De ese romance fuí engendrado yo.

Nunca olvidaré los meses que me acunaste en tu vientre, ¡me sentí tan seguro y amado!. ¡Comprendo que no me desearas; pues que pensaría papá a su regreso! Había que blanquear al desliz matando al delator, y ese era YO. Por entonces no supe de las discusiones con tu amante, pues él quería verme nacido y tú no. ¡Qué peleas, hasta que le arrancaste el dinero que costó mi defunción! A todo le ponen precio, hasta el asesinato de un inocente. “¡Que caros son lo abortos!” comentaste.

No justifico tu crimen, pero te perdono. Perdono a papá por haber sido tan irresponsable. También perdono al que, vestido de blanco, se manchó con mi sangre. ¡Que dolor cuando me punzó con aquella enorme aguja y después me despedazó a sangre fría!. Se que tú nunca olvidarás el ruido de aquella aspiradora que se tragó mi cuerpecito a pedazos. Se que te causó un trauma que llevas en silencio tratando de pensar que no fue nada. Si era algo. Era alguien, era yo, tu hijo.

Conozco mamá, tus largas noches en vela y tus sobresaltos. Se que luchaste mucho en tu interior sobre tu decisión de abortarme. En el fondo me amabas pero pudo mas en ti el miedo. Sé que me amabas, pues aun sueñas conmigo y más de una vez te haz preguntado, con remordimientos, si soy niña o niño, piensas como sería hoy día y que alegrías te hubiera traído…

¡Soy niño! Me parezco mas a ti que al seductor con que andabas. ¡como me vas a olvidar, si yo a cada momento pido a Papá Dios que borre esas pesadillas que turban tu descanso y te dan muerte en vida! Por eso, ¡que alegría cuando buscaste al sacerdote que te inspiro confianza, y te reconciliaste con el señor de la vida!

Querida mamá, quiero verte feliz. Recuerda los consejos que te dio el sacerdote al despedirte: “¡hija, Dios padre ya ha hecho su obra de amor en ti y a su tiempo iras sanando.

Mientras te estoy escribiendo, tengo a mi lado a mi amigo Antonio. Lo mató su mamá porque ella decía ser demasiado joven para ocuparse con ser madre. Tampoco el recibió nombre alguno de sus padres pero si de Dios quien nos ama infinitamente. Tengo muchísimos amigos que corrieron la misma suerte. A Carlitos lo abortaron porque su madre fue violada. El odio y el dolor resultante lo descargaron sobre el pobre inocente. El se pregunta: “¿Por qué si mi mamá no amaba al hombre que la violó, me mato a mi, que la hubiera amado siempre y jamás me hubiera avergonzado de ella?” Aquí en el reino del amor, solo entendemos el lenguaje del amor; por eso, no comprendemos esos “argumentos” acerca del aborto; por mala conformación del feto, por violación, por dificultades económicas de los padres, por no querer más hijos, “que la familia pequeña vive mejor”, etc.

Me cuentan que ni las guerras, ni Hitler con sus cámaras de gas letal han realizado tan brutal y desmedida masacre. Con los abortos se ha privado a la humanidad de brillantes poetas, sacerdotes, médicos, filósofos, músicos, pilotos, estadistas, pintores, arquitectos, santos y santas. A mí todos me dicen que quizá hubiera sido un habilidoso cirujano o un pianista a la Mozart. Cuando nos reunamos, mami, ¡ya veras que manos tengo! Lo que mas me agrada es cuando me dicen “¡tu mamá tiene que ser muy hermosa!”

No llores mami. Confía en Dios hasta que nos volvamos a ver. ¡ah!, se me olvidaba, aunque me consumo por verte, no te des prisa en venir, pues mis hermanos te necesitan. Hazle a ellos lo que nunca pudiste hacerme a mí. Fíjate que cuando bañas a mis hermanitos o lo amamantas, no sé, me entra un poquito de añoranza de todo lo que pudo ser y no fue. Me hubiera gustado ser amamantado con la leche de tus pechos; ser acariciado por esas manos tuyas tan lindas y tan semejantes a las mías, manos de cirujano malogrado.

Quizás te preguntas donde estoy. No te preocupes, estoy en los brazos de Jesús que me amó hasta derramar su sangre por mí. En El todos encontramos la Vida.

Y termino pidiéndote un favor. No para mí, comprenderás, sino para otros niños. ¡no los maten como a mí!, si conoces a una joven que quiera abortar o a un sujeto que monta campañas a favor del aborto o un médico asesino que se burla de Hipócrates, o una enfermera que se presta a ese crimen, extiéndeles el amor de Dios, nuestro Padre. Entonces recuérdate de nosotros y dile que no mate más. Que los niños le pertenecen a Dios. Grítales a todos que tenemos derecho a vivir como ellos, y que aunque nadie nos ame tenemos derecho a vivir y amar.

¡Te espero con la boca aún sin estrenar, rebosante de besos que tengo guardados solamente para ti!

Fuente: facebook

6 pequeños problemas de conducta que no deberías ignorar


A veces nos escudamos en que los pequeños de la casa hacen determinadas cosas -que están mal, pero no son graves- porque solo son niños. Pero, ¿hasta dónde estos comportamientos son normales y cuándo debemos empezar a preocuparnos? Estos 6 pequeños problemas de conducta que no deberías ignorar te marcan las pautas para una correcta conducta de tus hijos.

Errores de conducta de los niños:

Interrumpe cuando están hablando

A veces la emoción de un niño por contarte algo puede hacerlo no ver que interrumpir a una persona es malo. Esto no le permite tener consideración de los demás o cuidarse a sí mismo cuando está solo, lo que le puede causar frustración. Debemos intentar que el niño se mantenga ocupado cuando vamos a hacer una llamada o tenemos visitas; sin embargo, si el niño se acerca a interrumpir, debemos decirle que se calle y no prestarle atención hasta que hayamos finalizado la conversación.

Juega muy rudamente

Algunos niños tienen la tendencia a jugar de forma muy agresiva, y si esto no se frena a tiempo, se convertirá en un hábito a los 8 años. Además, le estamos enviando un mensaje de que lastimar o ser violento es bueno.

Debemos confrontarlo cuando esté teniendo un comportamiento agresivo, preguntarle si le gustaría que le hicieran eso y explicarle que no está permitido ningún juego que incluya un daño a otra persona.

IMAGE SOURCE/THINKSTOCK

Hace como que no te escucha

Tener que decirle a un niño varias veces que tiene que hacer algo que no quiere significa que el juego lo está ganando él, lo que lo convertirá en controlador y desafiante. Por lo que debemos evitar cualquier distracción, mirarlo de frente, decirle lo que queremos, hacer contacto físico, y esperar a que responda.

Hace cosas sin pedir permiso

A veces es buena la independencia de un niño, pero puede ser peligroso que decida qué hacer sin consultarlo. Para eso debemos establecer un pequeño número de reglas y hablarlas a menudo con tu hijo, si hace algo sin permiso, debemos indicar que no se puede hacer en voz alta.

ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Ser descarado

El ser descarado comienza en la edad preescolar, pero muchos padres no se preocupan porque piensan que es algo pasajero. Cuando haga algo así, debemos mostrarle su actitud, no para hacerlo sentir mal, sino más bien para que entienda que no es correcto.

Exagera

Aunque a veces son cosas de niños, esto puede denotar una falta de honradez en el futuro. Cuando mienta, debemos dejarle las cosas claras y hacerle saber que si no dice la verdad, probablemente la gente no confíe en él. Debemos conocer saber qué lo motivó a mentir, para saber cuándo lo hace.

¿Tus hijos tienen alguno de estos 6 problemas de comportamiento que no deberías ignorar? ¿Los consideras graves? ¿Cómo corriges esta mala conducta?

fuente: facebook

Vale la pena leerlo


El despertador sonó a las 6.30 am.

Gloria se dio cuenta que Lalo aún no se había levantado de su cama.
–¡Laloooooo! ¡levantateeeé, se te va a hacer tardeé!
Al ver que su hijo no le respondía, decidió ir a su habitación.
Lalo al sentir la presencia de su madre, se envolvió mas en sus cobijas y con desgano le dijo a su mama:
— ¡Hoy no quiero ir a la secundaria!
Gloria bastante enojada, jalo el cobertor, al mismo tiempo que le dijo:
— ¿Como que no quieres ir? ¡Solo eso me faltaba!
Sus ojos se abrieron por completo al descubrir una gran cantidad de moretones en la espalda de su hijo…
-¡Dios mío quien te hizo eso!
-¡Nadie ma!
– ¡Como que nadie! ¡vístete y vámonos a la secundaria!

Durante el trayecto, dentro del automovil, Lalo le comento a su mama que, “el chowy” le quitaba su dinero y últimamente le cobraba una cantidad extra por concepto de “renta”, es decir, si no cubría esa cuota le daría otra golpiza como la que le dio un día antes, además le había advertido que su hermana la pasaría muy mal.

Al llegar a la dirección, Gloria se dirigió directamente a la oficina del director, este, argumento estar “muy ocupado”.
La sub-directora seria quien le atendería.

Después de esperar 20 minutos, por fin fueron recibidos.
Gloria puso al tanto de la situación a la “sub”, quien decidió llamar “al chowy” para aclarar la situación.

Al llegar el agresor, lalo se oculto detrás de su madre y la maestra cuestiono al “presunto responsable” el “chowy”…
-¿Que paso contigo?
-¿Con que? ¿o que?
– ¡Mira como golpeaste a tu compañero!
-¿Yo? ¡ni siquiera lo conozco!— Contesto el chowy con una voz suave y tenue.
-¡Tu, tu, fuiste, tu fuiste, siempre me estas molestando!– Dijo Lalo sumamente nervioso.
— Haber ¿Quien esta diciendo mentiras? dime la verdad Lalo ¿ Quien te pego?— Dijo la “sub” muy molesta.
-¡Fue el, el me amenaza, me quita mi dinero y ahora me quiere cobrar “la renta”!
–¡No maestra, yo ni lo conozco!– Asevero muy tranquilo “el chowy” y recalco –Yo vi que ayer se peleo a la hora de la salida con otro chavo; según dijeron, fue por que le robó la novia al Ramón–
-¿Es eso cierto lalo?- Pregunto Gloria a su hijo llena de intriga.
–¡No, no es cierto como crees que te voy a engañar mama!
La sub-directora se desespero; suspendió a lalo tres días.
Al “chowy” casi, casi, le pidió disculpas.

Gloria también reprendió a su hijo;
–¡Ya ni friegas, ay vengo a poner mi cara de idiota!— Dijo sumamente alterada, mientras le golpeaba repetidamente en la espalda.

Ya de vuelta en su casa, como al medio día, el niño se encerró en su habitación y lloro por mucho tiempo.

Empezó a recordar como había empezado todo esto…

El primer día de clases “el chowy” se hizo notar con todo el grupo.
Empezó a poner apodos a todos sus compañeros, que dicho sea de paso, estaban muy complacidos con la rutina de este “comediante”.
Tu serás la coneja, y tu la babis, jajajaja, y tu ,mmm, tu vas a ser “el tambo” –refiriéndose a lalo– jajajajaja….

Al ser lalo un poco llenito, ese apodo le destrozó la vida. Ahora lo tenía que sufrir todos los días.

Que tristeza tenia lalo en su interior. Estaba tan entusiasmado de entrar a la secundaria. Tenía la ilusión de que todo allí seria diferente.

En la primaria le decían “el puerquito”, según por que era güero y gordo. Que mal la había pasado. Seis años aguanto las burlas de sus compañeros, así que un día de plano decidió verlo con humor y hasta se acostumbro.

Ahora en la secundaria desde el primer día comenzó su calvario. La crueldad del “chowy” y la falta de compañerismo le tenían sumido en una depresión enorme, le tiraban la mochila y se la pateaban, robaban su lunch, le metían el pie y lo aventaban. Una vez le bajaron el pants con todo y ropa interior. A pesar de que le comento a varios maestros, ninguno le hacia caso.
Cierta ocasión la maestra Sandra de plano le dijo;
–¿Oye Lalito, no será que tú tienes la culpa de que te digan “el tambo”? ¿Por que mejor no te pones a dieta?
Todo el grupo la escucho y fue peor. Casi un mes le dijeron “barril de grasa” …

A sus padres no les podía decir nada. Su padre salía desde las 5.00am y llegaba a las 10.00 pm. Al llegar a casa, solo cenaba y se iba a dormir. Los fines de semana se dedicaba a tomar cerveza. Su madre por el contrario simplemente le decía;
–” Tu tienes la culpa por molestarlos”

Así con todos esos recuerdos continuo llorando.

Lloro hasta que su alma quedo seca y vacía.

Cayó en un sueño profundo. Soñó que era delgado y que sus compañeros le respetaban. Soñó que ”el chowy” era su mejor amigo y sentados en la banqueta disfrutaban de un helado. En la secundaria todo era diferente, hasta los maestros le ofrecían su ayuda. Soñó que su padre lo abrasaba al mismo tiempo que le daba consejos. Su madre le apoyaba y compartían sus secretos.

Fue un sueño tan hermoso. Relajante. Por alguna razón, decidió no despertar jamás…

Como a las 10.00 pm, Gloria llamo a Lalo para que bajara a cenar, al no escuchar respuesta alguna, fue a la habitación del niño, al abrir la puerta, soltó un desgarrador alarido…

Lalo estaba colgado de la herrería de su ventana.
Con su cinturón segó su vida.
Pensó que de esa manera teminaría de sufrir.

Con desesperación su madre trato de cargarlo pero era demasiado tarde, lalo yacía inerte, con el rostro morado e hinchado, pero irónicamente se apreciaba cierta tranquilidad en su faz.

En la mano derecha tenia una nota que decía….

“Perdónenme pero es que ya no aguanto mas”

La indiferencia de un director, la ineptitud de una subdirectora, la poca preparación que tienen los maestros acerca del bullying y la indiferencia de sus padres…

¿Cómo reconocer a un “niño genio”?

Fuente: Univision

La semana pasada un niño mexicano llamado Luis Roberto Ramírez Álvarez con tan solo 10 años ya posee la superinteligencia de Einstein. Terminó la primaria en sólo siete meses y pronto terminará la secundaria porque desea ingresar a Harvard. ¿Qué es ser un niño genio o superdotado y en qué radica la diferencia con los demás?

Roberto se está haciendo muy popular en los medios, y no es para menos: tiene un coeficiente intelectual de entre 152 y 160 puntos, equiparable con el del físico ganador de un premio Nobel, Albert Einstein.

Su padre descubrió que era un niño genio cuando lo llevó a hacerle evaluaciones que concluyeron que su coeficiente intelectual superaba al promedio.

Hay muchos casos a nivel mundial de pequeños que tienen una inteligencia superior y habilidades especiales para las matemáticas, la física o la música, aún desde temprana edad.
¿Qué son los niños superdotados?

Amparo Acereda, Doctora en Psicología y Profesora de la Universidad Ramon Llull, en España, dice que “en el niño superdotado se deben contemplar dos aspectos básicos: a nivel emocional posee una edad cronológica igual a sus compañeros, aunque a nivel intelectual es superior al resto y posee un funcionamiento mental más rápido”.

Llegar a definir claramente la superdotación es complicado, “pero partiremos de una definición simple: la superdotación es una capacidad general compuesta de una serie de aptitudes intelectuales más elevadas que en el grupo normal. Éstos cuentan con capacidades y habilidades generales altas en todas las áreas”, señala la experta.
La teoría de los tres anillos

Joseph Ranzulli, Psicólogo Educativo estadounidense que se especializó en estudiar el tema de los niños-genio, desarrolló elModelo de los Tres Anillos de la Superdotación. Para él, ésta no es una condición estructural sino coyuntural de algunas personas, en algunos momentos de su vida y bajo algunas condiciones.

Afirma que los tres ítems necesarios para definir a una persona superdotada son:

1. Una elevada habilidad intelectual, muy por encima de la media poblacional, que medida en términos de Coeficiente Intelectual, ha de ser igual o superior a una puntuación de 130.

2. Una gran implicación o compromiso con la tarea: implica la «motivación» que muestra el sujeto para abordar un problema determinado y durante un largo periodo de tiempo, sólo por el hecho de aprenderlo.

3. Una elevada creatividad: entendiéndola como la habilidad para generar respuestas a problemas, resoluciones que han de ser novedosas, alternativas, originales y de calidad.
Características de los niños-genio

Desde que son muy pequeños, pueden mostrar una serie de rasgos fácilmente detectables por la familia:

1. Suelen ser niños precoces para andar, hablar y leer.
2. Tienen una excelente memoria.
3. Muestran una insaciable curiosidad.
4. Se cuestionan, precozmente, temas abstractos como: la muerte, Dios, el tiempo, el hambre, etc.
5. Su capacidad de concentración es muy alta.
6. Prefieren el trato con adultos.
7. No aceptan la autoridad sin un razonamiento profundo.
8. Tienden a inventarse normas y juegos nuevos.
9. Tienen dificultades para relacionarse con los niños de su edad.

Estos niños suelen tener problemas de comportamiento porque se aburren y buscan otros entretenimientos, además suelen cuestionar la autoridad, los valores tradicionales o pueden resistirse a realizar actividades que ellos no consideran importantes ni relevantes.

Actividades artísticas para niños de un año

Foto: Actividades artísticas para niños de un año  Nunca es demasiado pronto para acercar a los niños a las expresiones artísticas. Estoy segura que te maravillas observando a tu bebé mirando durante bastante tiempo el movimiento de las hojas en los árboles o cómo se queda encandilado con las luces de los carteles en una avenida durante la noche, mientras pasea en su cochecito. Tal vez tenga que ver con que el primer acercamiento del ser humano a cualquier manifestación artística, sea el interés y la motivación.  Cuando nuestros pequeños se acercan al primer año de vida, ya están listos para realizar sus primeras obras de arte, o acaso, ¿cómo crees que empezó Salvador Dalí?  Los garabatos: obras de arte por excelencia  El señor garabato está presente en la vida de todo niño; garabatos controlados o descontrolados, garabatos en blanco y negro o multicolores, garabatos con nombre o anónimos, pero todo niño se expresa en esta etapa con estos trazos que parecen ser los de una persona que quiere descargar emociones. Y de eso se trata, justamente el garabato, es una descarga de sus habilidades motoras.  Por eso, facilítale a tu pequeño varias hojas de papel, bien grandes, algunos crayones o marcadores y permite que la creatividad artística estalle. Cuando termine de dibujar, pregúntale qué es y anótalo en la hoja. Elige a lo largo de este período varias de sus creaciones y guárdalas para compartirlas con él dentro de algunos años. ¡Será divertido para ambos compartir la visión de tu pequeño de lo que era un camión para él cuando tenía un año!  Eso sí, guarda los marcadores o crayones donde tus pequeños no los puedan alcanzar, porque no estás libre de que tu pequeño quiera plasmar lo que su musa inspiradora le dicte en tus inmaculadas paredes blancas.  Los dedos: maravillosos pinceles  Para ser sinceros, hasta a los adultos nos encanta pintar con los dedos, sentir como la pintura envuelve nuestra piel, cerrar los ojos y dejar que los dedos hablen por nosotros. Comparte esta actividad con tu pequeño, siempre teniendo en cuenta que las pinturas que utilices no sean tóxicas.  Experimenten con los colores y las mezclas que en el papel se producen para darle vida a nuevos y vibrantes colores. Aclárale a tu pequeño que no vale pintar tu nariz, aunque la de él pueda transformarse en la de un tierno payasito.  Bienvenida plastilina  Puedes comprarla en el mercado o realizar tu propia masa para jugar, con harina y agua. Si la haces tú misma, deja que tus pequeño mezcle los ingredientes, sabemos que los niños son los maestros por excelencia en eso de embadurnarse. Luego disfruta ver como tu pequeño le da forma con la masa a seres imaginarios y fantásticos, desde una pelota que parece ser uno de los protagonistas de la película Monsters Inc., hasta una tripa, con forma de anaconda. Todo vale cuando nuestros pequeños les dan vida a la masa.  Disfruta, experimenta, libera los sentidos creativos junto a tu pequeño. Este es sólo el comienzo de un camino más que divertido que compartirás con tu pequeño.  ¿Tu pequeño está cerca de cumplir un año? Encuentra ideas para festejar el primer cumpleaños de tu bebé.

Nunca es demasiado pronto para acercar a los niños a las expresiones artísticas. Estoy segura que te maravillas observando a tu bebé mirando durante bastante tiempo el movimiento de las hojas en los árboles o cómo se queda encandilado con las luces de los carteles en una avenida durante la noche, mientras pasea en su cochecito. Tal vez tenga que ver con que el primer acercamiento del ser humano a cualquier manifestación artística, sea el interés y la motivación.

Cuando nuestros pequeños se acercan al primer año de vida, ya están listos para realizar sus primeras obras de arte, o acaso, ¿cómo crees que empezó Salvador Dalí?

Los garabatos: obras de arte por excelencia

El señor garabato está presente en la vida de todo niño; garabatos controlados o descontrolados, garabatos en blanco y negro o multicolores, garabatos con nombre o anónimos, pero todo niño se expresa en esta etapa con estos trazos que parecen ser los de una persona que quiere descargar emociones. Y de eso se trata, justamente el garabato, es una descarga de sus habilidades motoras.

Por eso, facilítale a tu pequeño varias hojas de papel, bien grandes, algunos crayones o marcadores y permite que la creatividad artística estalle. Cuando termine de dibujar, pregúntale qué es y anótalo en la hoja. Elige a lo largo de este período varias de sus creaciones y guárdalas para compartirlas con él dentro de algunos años. ¡Será divertido para ambos compartir la visión de tu pequeño de lo que era un camión para él cuando tenía un año!

Eso sí, guarda los marcadores o crayones donde tus pequeños no los puedan alcanzar, porque no estás libre de que tu pequeño quiera plasmar lo que su musa inspiradora le dicte en tus inmaculadas paredes blancas.

Los dedos: maravillosos pinceles

Para ser sinceros, hasta a los adultos nos encanta pintar con los dedos, sentir como la pintura envuelve nuestra piel, cerrar los ojos y dejar que los dedos hablen por nosotros. Comparte esta actividad con tu pequeño, siempre teniendo en cuenta que las pinturas que utilices no sean tóxicas.

Experimenten con los colores y las mezclas que en el papel se producen para darle vida a nuevos y vibrantes colores. Aclárale a tu pequeño que no vale pintar tu nariz, aunque la de él pueda transformarse en la de un tierno payasito.

Bienvenida plastilina

Puedes comprarla en el mercado o realizar tu propia masa para jugar, con harina y agua. Si la haces tú misma, deja que tus pequeño mezcle los ingredientes, sabemos que los niños son los maestros por excelencia en eso de embadurnarse. Luego disfruta ver como tu pequeño le da forma con la masa a seres imaginarios y fantásticos, desde una pelota que parece ser uno de los protagonistas de la película Monsters Inc., hasta una tripa, con forma de anaconda. Todo vale cuando nuestros pequeños les dan vida a la masa.

Disfruta, experimenta, libera los sentidos creativos junto a tu pequeño. Este es sólo el comienzo de un camino más que divertido que compartirás con tu pequeño.

¿Tu pequeño está cerca de cumplir un año? Encuentra ideas para festejar el primer cumpleaños de tu bebé.


fuente: facebook

Vinculan las peleas entre hermanos a una mala salud mental

Hermanos
Fuente: Europa Press
Las peleas entre hermanos, por ejemplo, por un juguete, son tan comunes que a menudo se entienden simplemente como parte del proceso de crecimiento. Sin embargo, un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de New Hampshire (UNH), en Estados Unidos, encuentra que la agresión entre hermanos se asocia con una salud mental significativamente peor en niños y adolescentes.
“Incluso los niños que reportaron sólo una agresión tuvieron alteraciones de salud mental”, dice Corinna Jenkins Tucker, profesora asociada de Ciencias de la Familia en la Universidad de New Hampshire y autora principal de la investigación, que se publicará en la edición de julio de la revista ‘Pediatrics’. “Nuestro estudio muestra que la agresión entre hermanos no es benigna en niños y adolescentes, sin importar como sea de grave o frecuente”, afirma.
El estudio analizó la agresión entre hermanos en una variedad de edades y distribución geográfica. Tucker y sus coautores analizaron los datos de la Encuesta Nacional sobre la exposición de los niños a la violencia (NatSCEV), una muestra nacional de 3.599 niños, de entre un mes a 17 años. En la investigación, se analizaron los efectos de asalto físico con y sin un arma o una lesión, la agresión a la propiedad, como quitar algo o romper cosas de los hermanos a propósito, y la agresión psicológica, como decir cosas que sientan mal a un hermano o lo asustan.
Los científicos encontraron que el 32 por ciento de los niños que informaron experimentar un tipo de victimización entre hermanos en el último año, la angustia de la salud mental fue mayor para los niños (de 1 mes a 9 años) que para los adolescentes (de 10 a 17 años) cuando experimentaron leves agresiones físicas de un hermano, pero las agresiones psicológicas o a su propiedad por parte de un hermano afectaron de manera similar a los niños y adolescentes.
Sus análisis también mostraron que, mientras que la agresión entre pares como ‘bullying’ se piensa generalmente que es más grave que entre hermanos, la agresión física y psicológica en ambos casos tuvo efectos independientes sobre la salud mental. Así, esta investigación indica que la agresión entre hermanos está relacionada con los mismos efectos graves de salud mental como la intimidación entre pares.
Una consecuencia importante de esta investigación, según uno de los autores, el profesor de sociología Heather Turner, es que los padres y los cuidadores deben tomarse la agresión entre hermanos en serio. “Si los hermanos se golpean entre sí, hay una reacción muy diferente que si eso ocurriera entre pares -dice–. A menudo se desestima, se ve como algo que es normal o inofensivo. Algunos padres piensan que es beneficioso, ya que un buen entrenamiento para lidiar con el conflicto y la agresión en otras relaciones”.
Los autores sugieren que los pediatras tienen un papel en la difusión de esta información a los padres en las visitas a la consulta y que los programas de educación para progenitores deben incluir un mayor énfasis en la agresión entre hermanos y enfoques para mediar los conflictos entre hermanos.

Complejo de edipo

Cuando persiste el complejo de Edipo…
Algunos jóvenes pueden tener más de 30 años y seguir sufriendo del complejo de Edipo. Hay incluso quienes llegan a ser adultos mayores sin poder resolver esa etapa en su vida?, dice enfática la sicóloga clínica Teresa Díaz Leal,
miembro del Instituto Prekop (centro holístico de sicología y desarrollo familiar).

Según la experta, el proceso edípico, cuando se sigue padeciendo a la edad de 18, 30 o más años, es consecuencia de necesidades emocionales no resueltas satisfactoriamente en
la infancia o en la adolescencia, ya que este complejo se da normalmente en la mayoría de
los seres humanos entre los tres y los cinco años, y puede reaparecer en la pubertad.

Y ¿a qué tipo de carencias se refiere?
De acuerdo con las etapas de desarrollo de la personalidad, un niño siente la necesidad de
enamorarse profundamente de la más guapa y la más linda y por lo general, en su visión, esta
resulta ser la mamá.
Esto origina un sentimiento de ambivalencia en el infante, porque si se enamora de la mamá está
compitiendo con el papá. El representante de la figura paterna se vuelve su enemigo y eso le
puede ocasionar miedo y otros conflictos.
Si los padres no explican a su hijo que esa `relación incestuosa` no es posible, los niños crecerán con esa fantasía e inconscientemente,
ya como jóvenes adultos, seguirán buscando a la pareja perfecta… o a la mamá.?

CONFLICTO PENDIENTE
El complejo de Edipo en la adultez es consecuencia de que esta etapa no fue resuelta ni en la infancia ni en la adolescencia y esto
básicamente se manifiesta en relaciones de pareja fallidas.

Una alternativa

El primer paso es que una persona reconozca y tome conciencia de que tiene un problema. Y después, es conveniente acudir a un psicólogo o sicoterapeuta para resolver este conflicto que muchas veces evita que las personas encuentren pareja.

Hay gente que está muy consciente de que tiene un problema y debe superarlo, pero además tiene un verdadero deseo de entablar relaciones saludables y de que le vaya bien en la vida —

Fuente: http://www.facebook.com/escuelaparapadres

Categorías:educacion para padres
A %d blogueros les gusta esto: